07. TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD II
7.1. El uso racional de los medicamentos. La resistencia a los antibióticos ( Claudia Ledesma)
7.2. La cirugía ( Patricia Lechado)
7.3. Trasplantes y solidaridad ( Sarai Arconada)


Un medicamento es uno o más fármacos, integrados en una forma farmacéutica, presentado para el uso industrial o clínico y destinado para su utilización en las personas o en los animales, dotado de propiedades que permitan el mejor efecto farmacológico de sus componentes con el fin de prevenir, aliviar o mejorar enfermedades o para modificar estados fisiológicos.

Un antibiótico es una sustancia química producida por un ser vivo o derivado sintético que a bajas concentraciones mata o impide el crecimiento de ciertas clases de microorganismos sensibles, generalmente bacterias.

7.1 El uso racional de los medicamentos


Los medicamentos han permitido aumentar la calidad y las expectativas de vida de las personas.
Pero el mal uso que se hace de estos, como reconoce la Organización Mundial de la Salud (OMS),
está dando lugar a consecuencias muy graves, entre las que destacan el derroche de recursos,
los malos resultados para los pacientes, las reacciones adversas y el desarrollo de resistencia
a los antibióticos por los organismos patógenos.

El uso racional implica que cada paciente reciba los medicamentos más adecuados a sus necesidades clínicas,
en las dosis precisas y durante el período de tiempo apropiado y que cueste lo menos posible para el paciente y la comunidad.

El médico tienes que elegir correctamente el medicamento apropiado para la situación del paciente, ya que los procesos patológicos
pueden ser tratados con diferentes medicamentos.



farmacia.jpg
medicamentos2.jpg



Un grave problema: la resistencia a los antibióticos


El abuso de estos con fines terapéuticos y preventivos,son algunas de las causas directas del problema. Los antibióticos
matan las bacterias sensibles y se produce una selección de las que tienen resistencia.
Nos encontramos con las infecciones hospitalarias o nosocomiales, contraidas por los pacientes en los hospitales y su origen esta relacionado con el abuso de antibióticos de amplio espectro y de última generación.
Para poder controlar las enfermedades infecciosas, las compañias farmacéuticas desarrollan nuevas sustancias constantemente para que los microorganismos no tengan tiempo de adquirir resistencia.Supone unos costes enormes, mantener fuera del mercado
algunos antibióticos estratégicos,de última generación, con el fin de afrontar una posible pandemia que fuese imposible de controlar con antibióticos inútiles.



farmaceutico.jpgmedicamentos.jpg
¿Cómo se desarrolla la resistencia a los antibióticos?

Las bacterias desarrollan resistencia por la aparición de mutaciones espontáneas o por transmisión desde otras bacterias por medio de fragmentos móviles de ADN que pueden captar uno o más genes, de resistencia a los antibióticos, lo que permite que adquieran una resistencia simultánea a varios antibióticos.
Estos genes son responsables de los mecanismos de la resistencia, que pueden ser muy variados.

Destacan:
Inactivar o degradar el antibiótico por acción de enzimas.
Impedir su entrada en la célula bacteriana o bombearlo hacia el exterior mediante proteínas de la membrana.
Modificar el blanco sobre el que actúa el antibiótico haciéndolo insensible a su actuación o sustituirlo por una molécula no vulnerable.

plásmido.jpgmedicament.jpg

7.2 La cirugía.

La cirugía consiste en la manipulación directa del organismo para establecer un diagnóstico preciso o para reparar los daños anatómicos producidos en los órganos con el fin de curar la enfermedad.
external image cirugia2.jpg
La cirugía se ha desarrollado en relación directa con los hallazgos tecnológicos y con los de otras ramas de la medicina, como en el caso de la anestesia, que ha permitido realizar las intervenciones sin dolor. Al mismo tiempo los estudios preoperatorios, los cuidados postoperatorios y la profilaxis mediante antibióticos han contribuido a disminuir los riesgos de las intervenciones.
Hay muchos tipos de cirugías, de entre ellos podemos considerar como más importantes:
  • Cirugía general: Comprende las intervenciones quirúrgicas que se realizan sobre el tracto gastrointestinal, hígado, páncreas, bazo y mama.
  • Cirugía cardíaca: Intenta corregir las patologías cardíacas originadas por la disfunción de las válvulas cardíacas o de la circulación coronaria.
  • Neurocirugía: Tratamiento quirúrgico de las afecciones del sistema nervioso y de sus cubiertas protectoras, como la columna y el cráneo.
  • Cirugía vascular: Incluye la intervención sobre los vasos sanguíneos ( arterias y venas ) y linfáticos dañados.
  • Cirugía maxilofacial: Trata las afecciones en la boca, la cara y el cuello, incluidas la reconstructiva y la relacionada con las piezas dentarias.
  • Cirugía plástica y reparadora: Reparación de daños producidos por accidentes o traumatismos y modificación por razones estéticas del aspecto físico.
  • Cirugía ortopédica y traumatología: Permite tratar los daños sobre los huesos, las articulaciones y los músculos, ya sean crónicos o causados por un traumatismo.
  • Cirugía pediátrica: Su objetivo es corregir las enfermedades o alteraciones que pueden presentar los niños desde el momento de su nacimiento.

external image cirugia.jpg


Hay otras especialidades médico-quirúrgicas, como son la otorrinolaringología, la oftalmología, la urología... y se han desarrollado nuevas cirugías, como los transplantes de órganos y otras entre las que destacan:
  • Artroscopia y laparoscopia, que son técnicas endoscópicas con las que se realizan intervecciones no invasivas en las articulaciones y en la cavidad abdominal respectivamente.
  • Cateterismo cardíaco, mediante el cual se interviene el corazón por medio de un pequeño tubo que se hace llegar desde una arteria.
  • Cirugía intrauterina, que permite realizar intervenciones a fetos en el interior del útero materno.


7.3 Trasplantes y solidaridad.


Algunas enfermedades tienen consecuencias tan graves sobre algún órgano que la única opción variable para intentar salvar la vida del paciente es un trasplante.
Un trasplante es una técnica quirúrgica cuyo objetivo es sustituir un órgano o tejido dañado irreversiblemente por otro procedente de un donante. Existen varios tipos de trasplantes:
· Autotrasplantes: aquellos en los que los tejidos de los trasplantados proceden del mismo individuo. Ejemplo: trasplante de piel.
· Isotrasplantes: aquellos en los que los tejidos u órganos trasplantados proceden de un individuo de la misma especia y genéticamente idénticos, como un gemelo univitelino. Ejemplo: trasplante de médula.
· Alotrasplantes: aquellos en los que el individuo donante y el receptor son ambos de la misma especie, pero genéticamente diferentes. Ejemplo: trasplante de riñón.
· Xenotrasplantes: aquellos en los que el donante y el receptor son individuos pertenecientes a especies diferentes. Ejemplo: trasplante de corazón.

http://www.youtube.com/watch?v=9Ec5rN-7DAA&feature=related
El gran avance experimentado por la cirugía y por las técnicas que permiten la extracción, la conservación de órganos y el cultivo de tejidos permite que los trasplantes puedan realizarse en la mayor parte de los hospitales del mundo. Sin embargo, al problema que presenta la escasez de órganos disponibles se une la posibilidad del rechazo del trasplante.
El rechazo es una respuesta desencadenada por el sistema inmunitario del organismo receptor, el cual es capaz de reconocer a los antígenos de las células del órgano trasplantado y trata de destruirlo.
Los autotrasplantes y los isotrasplantes no dan lugar al rechazo puesto que las células trasplantadas no son extrañas para el organismo receptor, mientras que en los alotrasplantes y los xenotrasplantes, el organismo receptor reconoce al órgano trasplantado como extraño y desencadena una respuesta de rechazo.
Cuando el órgano trasplantado forma parte del sistema inmunitario como sucede con la médula ósea, el rechazo es doble: el organismo rechaza al órgano trasplantado y el órgano es capaz de desencadenar una respuesta de rechazo contra el organismo receptor. Esta es una respuesta muy grave que se conoce como reacción injerto contra huésped.
003D6CTGP1_1.jpg



Lazos con la ética


El trasplante es la única opción que tienen muchas personas para poder vivir, una vez que se han agotado todas las demás posibilidades que ofrece la medicina actual. Aunque la opinión pública se manifiesta mayoritariamente a favor de la donación, la disponibilidad de órganos es muy limitada y eso da lugar a que cada año miles de personas pierdan la vida cada año. Desde el punto de vista de la ética, la donación de órganos es un acto solidario que, si se generalizase entre la población, permitiría salvar millones de vidas en el mundo, y ello si consideramos solamente la donación de órganos procedentes de personas fallecidas. En la donación desde personas vivas, principalmente de riñón y tejidos, ha de valorarse siempre que el perjuicio que se cause al donante sea mínimo en relación con el beneficio que pueda obtener el receptor.

solidaridad.jpg